Lombricultura

 

Alberto Roth traía desde Europa los conocimientos y la experiencia de los resultados positivos que se lograba con la cría de lombrices de tierra.

En Misiones observaba que las lombrices se desarrollaban muy bien en todo sitio que estaba cubierto con mucho material orgánico. Por supuesto especialmente en el “rozado sin quemar”. En la medida que desaparecía el material orgánico y el humus, por efecto del uso excesivo de maquinaria o inclusive de la mano de obra, desaparecían las lombrices y con ellos su fecunda labor.

Ventajas de la actividad de las lombrices:-

  • Aireación del suelo
  • Mejor estado físico del suelo y mejor capacidad de absorbción de agua
  • Mejorar el pH del suelo
  • Transformación del material orgánico en lombricompuesto (worm-casting)
  • Lombricompuesto , un material valioso para lograr buena fertilidad del suelo.
  • Especialmente recomendado para huertas, floricultura, etc. para lograr el desarrollo de plantas sanas, menos expuestas al ataque de insectos y hongos.
  • La venta de lombricompuesto puede ser redituable
  • Finalmente también puede venderse lombrices a los pescadores.

Roth comenzó con la cría de lombrices utilizando distintos métodos; por ejemplo en cajones de madera de distintos tamaños, en zanjas de tierra o en piletones de ladrillos con riegos de aspersión.

En el transcurso de varios años de experimentación con distintas especies se incorporó la lombriz “californiana” que por su gran voracidad y capacidad de reproducción resultó la más adecuada. En los comienzos del trabajo con las lombrices Roth también fue llamado “el loco de las lombrices”. Hoy muchos agricultores e instituciones agrícolas trabajan con lombrices.

Evidentemente que, para tener éxito con las lombrices, es imprescindible disponer de suficiente y adecuado material orgánico para alimentarlas.