Proyectos ecológicos

 

Una chacra modelo

Alberto Roth se había consagrado a la conservación del ecosistema misionero, luchando toda su vida por la aplicación de sistemas de producción agroecológicos y agropecuarios sostenibles. Si bien la yerba mate constituía –y constituye hasta hoy– el producto principal de la chacra de don Alberto, él siempre había propagado la diversificación de la producción integrando la agroecología, el manejo sostenible del bosque y la ganadería. Como en tiempos de don Alberto, Roapipó seguirá siendo ejemplo vivo de la sostenibilidad de los métodos de cultivo agroecológico y silvopastoril inventados y desarrollados por su antiguo dueño y enriquecidos con los últimos avances de la ciencia. Los yerbales que ya cumplen más de ochenta años serán renovados parcialmente, las instalaciones para el lombricompuesto serán reconstruidas y puestas en funcionamiento, la producción de abono orgánico será retomada, y nuevamente habrá algunos animales en la chacra. Y como antaño, Roapipó se convertirá en chacra modelo de producción rentable y sostenible donde los estudiantes de institutos agrotécnicos podrán realizar sus pasantías.

 

La instalación de un vivero

La Fundación se ha propuesto poner en práctica lo que Alberto Roth clamaba toda su vida: instalar un vivero de plantas autóctonas, producir y plantar árboles nativos, y usufructar del bosque de manera sostenible. Por eso, en un predio de 0.5 has. ha armado un vivero destinado a la producción de plantines de especies silvestres nativas, entre maderables, frutales, medicinales, aromáticas y ornamentales. De esta forma, la Fundación podrá contribuir a incrementar la demanda de plantines arbóreos nativos, a fomentar y enriquecer los bosques nativos, y a preservar la biodiversidad autóctona de Misiones. Además, recopilará toda información pertinente a las especies silvestres producidas en el vivero,  cotejará los apuntes de Alberto Roth acerca de la flora autóctona y el manejo sustentable del bosque con los avances científicos, y documentará los hallazgos en un folleto.

 

Piscicultura ecológica

“Algo de lo más importante para formar una chacra duradera que se mantiene por medios propios ... es una chacra diversificada”, predicó don Alberto en una de sus Cartas Misioneras, publicada en el diario “El Territorio” en el año 1983. En élla, don Alberto no solamente hacía referencia a la diversificación de los cultivos, sino que insistió en el hecho de que “cada chacra debería tener algunos animales”, incluyendo también a los peces si la chacra disponía de lagunas y tajamares. Fiel a su visión, don Alberto no cesaba de iniciar proyectos de piscicultura en Roapipó, su chacra en Sto. Pipó, sólo que los resultados no le satisfacían y la cría de alevines quedó como un sueño no realizado del todo de don Alberto por lo que la Fundación Alberto Roth, tiene la intensión de diversificar la chacra con la producción sustentable de alevines cuando tenga asegurada la financiación de tal emprendimiento.

 

Energía renovable

En los techos de la vivienda antigua y de las cabañas destinadas a la recepción de turistas, se han instalado paneles solares que en combinación con los calefones de leña existentes garantizan la provisión de agua caliente. La utilización de energía renovable y el equipamiento de los edificios con instalaciones apropiadas corresponde en todo sentido al espíritu y las ideas de Alberto Roth quien de por vida luchaba por la protección y el manejo sustentable de los recursos naturales.