Los senderos

 

Cuando Alberto Roth empezaba con sus cultivos en Roapipó, decidió mantener intacto el bosque nativo en todas aquellas partes de su parcela donde localizaba las nacientes de agua dulce. Gracias a su conciencia y sensibilidad ecológica, hoy podemos visitar un pedazo de selva autóctona del tipo "Bosque Atlántico" que antaño cubría gran parte de la superficie de la provincia de Misiones y se distingue por su gran biodiversidad. En el monte de Roapipó, llama la atención la existencia de innumerables variedades de lianas, por lo que este sendero que mide unos 300 mts. de largo a través del monte, fue bautizado con el nombre de Tape Ysypo, lo que en Guaraní significa "Camino de las lianas". A veces y según la hora del día, pueden observarse algunas aves y otros animales silvestres; sin embargo, la mayoría de las especies nativas viven de noche.
 El segundo sendero de Roapipó, el Sendero de los Cultivos, nos lleva a través de los yerbales y otros cultivos, pasando por el vivero de plantas autóctonas. Tiene cerca de 900 mts. de largo y le permite al visitante conocer y apreciar las técnicas artesanales de producción orgánica, desarrolladas y aplicadas por Alberto Roth: A diferencia de la mayoría de los productores misioneros de yerba, Roth cultivaba la yerba "bajo monte" que proporcionaba suficiente sombra a las plantas. El suelo entre las filas de los arbustos de yerba estaba cubierto de diversas plantas ricas en nutrientes que servían de alimentos al ganado.